Secretaria Academica

Sábado, 25 Julio 2020 09:43

Educar en tiempos de pandemia

La pandemia obligó a modificar transitoriamente la modalidad de cursado y la forma de evaluar a los estudiantes, pasando de la presencialidad a la virtualidad y toda la comunidad educativa debió adaptarse en el reciente cuatrimestre a este nuevo desafío en pos de garantizar la continuidad de la actividad académica. El Prof. Manuel Gómez analiza lo vivido desde su experiencia docente en la cátedra Sociología de la Educación del Profesorado en Bibliotecología.

Adaptación a la modalidad virtual

"Nuestra realidad es que siempre estamos con el desafío de revisar permanentemente nuestras metodologías de trabajo, en este momento lo que cambio es que tuvimos que realizar replanteos muy profundos porque la presencialidad como la conocíamos no era una opción posible por el contexto de la pandemia. Con la tecnología de por medio para vincularnos en el proceso de enseñanza aprendizaje no hubo otra opción que dedicarse a la innovación metodológica".

Lejos de tomar una posición pasiva, el docente sostiene que "...esto también nos obliga a mirar críticamente nuestras prácticas, sabemos que, por ejemplo, una clase magistral de un docente universitario que expone a un auditorio lleno ya no se sostenía antes de la pandemia. Por eso, tampoco en ese aspecto la presencialidad en sí misma te asegura la mejor clase desde el punto de vista pedagógico. En este momento lo que queda claro es que los tiempos son más breves, tenemos que recurrir a lo que esté a nuestro alcance: videos teóricos, documentales breves; lecturas orientadas, gráficos, consignas claras y también con el desafío que los estudiantes tengan una participación activa ya sea a través de la escritura como de la oralidad".

Para llevar adelante su trabajo y utilizar la Plataforma Moodle, Gómez recibió capacitación específica, "...años anteriores se realizaron propuestas desde nuestra Universidad, y en mi caso fue central la realización de un Posgrado en "Planificación y diseño de aulas virtuales" que organizó la UADER y a la que pude acceder invitado como docente de la Facultad de Ciencias de la Gestión. Y en este contexto, desde la facultad en un primer momento nos llegó al equipo de cátedra las distintas capacitaciones que permitieron rápidamente familiarizarnos con estas herramientas", precisó el docente.

 

"No hay dudas que las tecnologías tienen un impacto en las prácticas sociales que interpela lo que conocíamos como presencialidad".

 

Al hablar de los desafíos que los docentes debieron enfrentar menciona en primer lugar la manera en que se debía desarrollar su trabajo ya que la imposibilidad de tener instancias presenciales los llevó a revisar sus prácticas. "Teníamos que asumir que no íbamos a poder ir al aula por bastante tiempo, y por ende no íbamos a tener ese lugar tan íntimo que nos permite generar vínculos pedagógicos en la manera que conocíamos. Por lo tanto, lo primero que debíamos resolver era cómo realizar los abordajes teóricos, la manera de acompañar las lecturas de los textos propuestos, de la producción de los textos académicos y todo lo referido al plano pedagógico-didáctico".

En segundo lugar, el docente mencionó que: "Otro desafío estaba relacionado con los medios que íbamos a utilizar para mantenernos en contacto con lxs estudiantxs. En esto, lo central fue la definición de las autoridades de la Facultad para decidir que la plataforma Moodle era el lugar en el cual íbamos a articular nuestro trabajo docente; y simultáneamente generar las propuestas de distintas instancias para capacitarnos para utilizarla. A la par de esta definición institucional, es para destacar el respaldo administrativo y legal que se elaboró para permitir que los docentes y estudiantes pudieran concretar sus etapas académicas".

En tercer lugar, nombró "otro desafío en esta etapa que es la manera en que lxs estudiantxs iban a recepcionar la propuesta pedagógica, de la mano de una cuestión central en este proceso que es la disponibilidad de ellxs de un dispositivo (pc, Tablet, celular) y tener conectividad de internet. En función de esto, tuvo definiciones la elaboración de la propuesta final que realizamos y reelaboramos desde la cátedra". Sobre este punto, Gómez destacó que, si bien los estudiantes están en un contexto nuevo, lo emocional es muy importante, no sólo por lo referido a lo educativo sino porque existe en un contexto diferente que incide en los procesos de enseñanza y aprendizaje. Por ello, considera fundamental que se trabaje para reducir los niveles de ansiedad, de incertidumbre y expectativas en estas condiciones extraordinarias.

"En este sentido, tuvimos muy buena respuesta de su parte, con un alto nivel de participación e interacción en la plataforma, con muy buenas producciones escritas. A la vez, se propuso desde la cátedra la generación de encuentros a través de plataformas virtuales, y también habilitamos encuentros opcionales, para intercambiar e interactuar de una manera novedosa para nosotrxs, pero que nos permitió encontrarnos. Incluso se generó una instancia de coloquios que nos permitió tener elementos sobre la oralidad de nuestrxs estudiantxs y de esta manera cerrar un proceso que nos llevó a tener casi un 90% de ellxs promocionados de manera directa", destacó con orgullo el especialista.

 

"En este momento la enseñanza en entornos virtuales cobra valor en la experiencia universitaria porque permite encontrarnos, de una manera nueva, es cierto, pero que nos permite seguir vinculándonos".

 

"Sin duda lo que más se extraña de la presencialidad es el espacio para generar el encuentro, el lugar para construir un vínculo más cercano, donde nos interrelacionamos para actuar dialógicamente desde y con el otro; esto también tiene que ver con asumir que la interacción es intrínseca al ser humano. Ahora bien, desde esta perspectiva, la presencialidad será indiscutida y fundamental en el quehacer pedagógico, pero estamos obligados en este momento a reconocer también las posibilidades de los escenarios digitales para promover lugares de encuentro, siendo conscientes que también se pueden producir desencuentros. No hay dudas que las tecnologías tienen un impacto en las prácticas sociales que interpela lo que conocíamos como presencialidad. En este momento, hay que pensarlo como escenarios diferentes pero necesarios a la vez".

Momento de balance

Habiendo transitado todo el cuatrimestre y tras la sustanciación de los exámenes finales y parciales, el Prof. Gómez reflexiona y analiza la situación vivida: "En esta etapa tenemos que tener presente permanentemente que las condiciones de producción y las formas en que se organiza el trabajo institucional son diferentes, no lo podemos desconocer; y en este contexto la actualidad se tiene que pensar en el real contexto de los desafíos que nos plantea la pandemia en cuanto a lo epidemiológico, porque nuestra práctica no la podemos pensar y proyectar desde la añoranza de la presencialidad o desde una cuestión de deseo".

El docente considera que en esta situación de emergencia es necesario aprovechar las tecnologías disponibles para garantizar la continuidad de los procesos de formación, agregando que "en este momento la enseñanza en entornos virtuales cobra valor en la experiencia universitaria porque permite encontrarnos, de una manera nueva, es cierto, pero que nos permite seguir vinculándonos. Desde el lugar de educador, estamos siempre atentos a qué podemos hacer y qué no para sostener de la mejor manera posible los procesos de enseñanza y aprendizaje. Esto claramente desde una perspectiva de universidad pública, gratuita y al alcance de todxs".

Entre otros sentimientos que le despertó este período, Gómez mencionó "...me queda la sensación de compartir junto al resto de los trabajadores de la educación un enorme desafío para sostener nuestra Universidad en general y la Facultad en particular, por lo que vale destacar el esfuerzo, el trabajo, la dedicación y el compromiso de cada docente para buscar las mejores alternativas para llegar a nuestrxs estudiantes".

Visto 270 veces Modificado por última vez en Sábado, 25 Julio 2020 11:50

Contactar

Contactese con nosotros por cualquiera de estas vías:
  • Teléfono: +54 343 4070354

Conectese con nosotros

Estamos en las Redes Sociales. Siganos y manténgase en contacto.