Secretaria de Extensión

Viernes, 03 Mayo 2019 21:57

La Guerra de Malvinas, en primera persona

Se realizó la charla debate "Dictadura militar y guerra de Malvinas", organizada por el área de Derechos Humanos de nuestra Facultad. La misma tuvo lugar ayer en la Escuela República de Chile (Av. Ramírez 2249, Paraná) y contó con las disertaciones del Dr. Juan Méndez y del Veterano de Malvinas y Coordinador del Programa de Veteranos de Malvinas en Entre Ríos, Oscar Daniel Barzola, sobreviviente del ataque al ARA General Belgrano.
La actividad contó con la presencia del Secretario Académico de la Facultad, Prof. Román Scattini, quien agradeció a los organizadores del encuentro. "Creemos profundamente que la Universidad pública debe sostener la memoria para todas las nuevas generaciones. Me gustaría decirles a todos los estudiantes que no debería haber ni un egresado universitario que no recuerde la importancia de la democracia y de la memoria", expresó.
Asimismo, el responsable del área de Derechos Humanos de la FCG, Rubén Pak, marcó la importancia de la fecha (2 de mayo) al cumplirse un nuevo aniversario del día en el que la Armada Británica hundió el Crucero General Belgrano fuera del área de exclusión, provocando 323 muertos. Posteriormente, se refirió a la Guerra de Malvinas, sobre la que sostuvo: "Hay muchas discusiones acerca del conflicto porque se dio en el contexto de la dictadura pero quiero subrayar que esta lucha es anterior y es un tema vinculado a la soberanía. Es una de las causas que continúa siendo una reivindicación nacional". En ese sentido, mencionó todas las Resoluciones de las Naciones Unidas que desde 1965 obligaban a las negociaciones entre Argentina y Gran Bretaña para la transferencia de la soberanía de las islas, usurpadas en 1833, legislación que el Reino Unido ignoró.

Posteriormente, el Dr. Méndez hizo un recorrido histórico del conflicto por las Islas Malvinas y repasó algunos hechos ocurridos durante la última dictadura militar. "El objetivo de ese proceso no fue solo militar ni de terminar con una forma de pensamiento sobre cómo debe manejarse el Estado, sino que tenía como fin subyacente el dominio de la mayor cantidad de bienes económicos posibles", enfatizó.
A través de distintos eventos, mencionó que al llegar el año 1982, "había un desgaste del gobierno y la población estaba perdiendo el miedo. Fue entonces cuando a alguien se le ocurrió acudir a un sentimiento muy interno de los argentinos: recuperar las Malvinas. Muchos sentimos una satisfacción muy grande", reconoció. No obstante, "pasados los días se empezó a mentir acerca de la situación que se vivía en las Islas", recordó y narró algunas anécdotas de ese tiempo a modo de ejemplo. Luego, prosiguió: "Solo a mentes trasnochadas se les podía ocurrir que argentinos que vivían a temperaturas de 20º de promedio podían ir en otoño a Malvinas sin abrigo ni frazadas y mal alimentados, para pelear contra una de las potencias más grandes del mundo".
"Fue así como, 37 años atrás, un 2 de mayo los británicos bombardearon un buque que no era de guerra y estaba fuera de la zona de exclusión que la propia Inglaterra había impuesto arbitrariamente. Peor aún, lo hicieron con un misil nuclear, cuando se había acordado que no se usarían armas de ese tipo sobre el Atlántico", remarcó.

Seguidamente, Oscar Barzola tomó la palabra y comenzó su alocución mencionando cómo se dio su llegada a la Escuela de Mecánica de la Armada, con la ilusión de formar parte de la Fragata Libertad. "En el año '82 cumplí ese sueño e integrando la tripulación, estalló el tema de Malvinas", comentó. "Había regresado a Paraná por semana santa cuando me informaron que debía formar parte del Crucero General Belgrano, un buque emblemático, sobreviviente de la Segunda Guerra Mundial y que contaba con una tripulación de 1.093 hombres", detalló. "Zarpamos el 16 de abril hacia el sur pero sin rumbo conocido", agregó.
Luego, dio detalles de aquel 2 de mayo de 1982: "A las 0:30, el comandante había dado orden de cubrir los puestos de combate. Yo había tenido guardia por la mañana, luego me fui a descansar y tuve un despertar tremendo. Había dos submarinos atómicos dispuestos por Gran Bretaña alrededor de nuestras Islas. Uno de ellos lanzó tres torpedos, dos dieron sobre el Belgrano y uno sobre el Bouchard. Eran misiles trazantes y explotantes que penetraron hasta la sala de máquinas y el comedor. Cuando pude me levanté, saqué varias camas que tenía encima, noté que no tenía pelo porque el fósforo me lo había quemado, y además escuchaba el desgarrador grito de mis compañeros. Cuando salí a cubierta vi el horror más tremendo que el ser humano puede observar", manifestó Barzola ante la máxima atención de los presentes entre los que se encontraban profesores, estudiantes y veteranos de guerra, acompañados por miembros de la comunidad.
Por último, Barzola mencionó cómo fueron las horas posteriores al ataque: "Cada uno tenía una balsa asignada, con capacidad para 20 personas. Algunas se rompieron en el hundimiento, por lo que en la nuestra éramos 32. Navegamos a la deriva con temperaturas de 15 o 20 grados bajo cero, que fueron descendiendo con la llegada de la noche; y unas olas indescriptibles, que nos dieron vuelta dos veces. Luego de 34 horas de supervivencia, con frío y tapados de petróleo y aceite, pudieron rescatarnos. Para ese momento solo sentía mis brazos", narró.
"Somos la historia viviente y la podemos contar en honor y gloria de todos los compañeros que perdieron la vida en la Guerra y los que luego se suicidaron por la falta de contención durante muchos años", culminó.

A modo de cierre, tuvo lugar un intercambio de preguntas y observaciones con los asistentes.

Visto 173 veces

Newsletter

Asegurate de estar informado y no perderte informacion importante de nuestra facultad suscribiendote a nuestro newsletter!!.

Contactar

Contactese con nosotros por cualquiera de estas vías:
  • Teléfono: +54 343 4070354

Conectese con nosotros

Estamos en las Redes Sociales. Siganos y manténgase en contacto.