Secretaria Academica

Martes, 22 Septiembre 2020 18:03

La experiencia de un intercambio en pandemia

Jhon Bairon Ceballos llegó desde Colombia en los primeros días de marzo para realizar su intercambio académico en la Facultad de Ciencias de la Gestión. Al poco tiempo de su arribo, se decretó el inicio del Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio, con los consiguientes cambios educativos y sociales propios de la época de pandemia. Antes de emprender su viaje de regreso, programado para el próximo mes, contó cómo vivió esta experiencia tan particular.

Oriundo de Cúcuta, ciudad ubicada al norte colombiano y que representa un importante punto limítrofe con Venezuela, Jhon llegó proveniente de la Universidad Francisco de Paula Santander. Allí estudia Comercio Internacional, cursando actualmente el octavo semestre.

En nuestra FCG asistió a materias de las licenciaturas en Marketing, Economía y Comercio Internacional. Al respecto, explicó que "el proceso de homologación derivó en que estudie cátedras de diferentes carreras, ya que diversas variables incluídas en el plan de mi Universidad, aquí en UADER son específicas de otras carreras. De hecho, inicié con cuatro materias pero una era muy específica de economía y si bien conocía los conceptos no me sentía listo para esa cátedra".

Cambios de planes
"Uno antes de viajar se hace unas ideas súper grandes de lugares a visitar", reconoció Jhon. En mayor o menor medida, la pandemia trastocó los planes de todas las personas y en su caso derivó en la imposibilidad de cumplir su plan original. "Tenía planeada mi ruta turística. Me iba a comer Argentina, viajando por casi todo el país y por tierra. Es algo que estoy acostumbrado hacer en mi país y he aprendido que son trayectos largos que valen la pena", contó.

Sin embargo, afrontó positivamente el desafío que se le planteó en el camino y destacó varios momentos de su estadía en Paraná: "Me tocó adaptarme al momento. Tuve la ventaja de que en Paraná cuando empezó este problema no había casos, por lo que se podía salir y realizar lo esencial para estar bien de salud mental y física. Luego, el hecho de estar encerrado no me pegó tan duro porque en Colombia vivo solo y he aprendido que en casa surgen muchas posibilidades de estudio y teletrabajo".

En la misma línea, agregó que antes de su llegada, "me pasaba estudiando y trabajando. Recién salía a la noche con mis amigos a comer y luego llegaba bastante tarde. Esto me pareció un poco más de lo mismo con la diferencia de que mis amigos estaban en Colombia pero ya estaba preparado para eso. No me pegó tan dura la cuarentena en ese sentido", reiteró.

El cursado virtual
"Soy la única persona que viaja a otro país a hacer clases virtuales", bromeó.
Más allá del dato "súper chistoso", como él mismo calificó, Jhon manifestó que los cambios de rutina que no sintió tan fuertemente a nivel personal, sí los tuvo en lo educativo.

"Lo que me llevo como gran aprendizaje es el modelo educacional que tienen aquí, especialmente en la manera de evaluar. En Colombia normalmente tenemos cuatro pruebas en el semestre en las que vemos cómo sacar un mínimo para poder seguir", relató.

Luego, añadió: "Al principio sentí miedo porque aquí era muy distinto y había una sola prueba. Tenía en mi cabeza la idea de que si me iba mal en la prueba, perdía la materia. Después entendí que tenía la oportunidad de promocionar que era algo que no conocía y eso me dio la posibilidad de no presentar prueba. Esa metodología me pareció muy buena y me gustó mucho".

El recorrido académico en nuestro país le permitió también crecer de manera profesional y personal: "Me llevo como aprendizaje el perderle miedo a intentar aplicar cosas que no tenía previsto. Aquí me tocó leer el triple de lo que leía porque a los materiales convencionales debí agregarles lecturas sobre Argentina. Los modelos o ejemplos que se daban en las materias eran del país, por lo que debí aprender sobre economía, comercio, modelos y estrategias económicas argentinas. Eso me deja mucho más conocimiento de este país que era lo que más me interesaba cuando quería venir".

Como para la mayor parte de los estudiantes, el cursar de forma remota también fue para él una nueva experiencia. "No había tenido clases virtuales, sí formaba parte de una organización internacional en la cual usábamos diversas herramientas y plataformas. De ahí que yo conocía el uso de Zoom, Meet, Drive, Analytics, entre otras. Desde ese lado fue más fácil para mí que para otros estudiantes que tienen la problemática de no conocer en profundidad las herramientas. La verdad que me fue bien con la experiencia de las clases", sintetizó.

"Me llevo muy buenas amistades"
Regresando a la vivencia de hacer un intercambio, se lamentó de no poder conocer más de la cultura argentina, aunque reconoció que la estadía le sirvió para quitarse algunos prejuicios.

"En lo cultural vengo de un país en el que todos los días hay fiestas; un país folclórico y alegre. Aquí, por el tema de la pandemia tal vez, no se ve tanto el 'escándalo', aunque también tenía conocimiento de que Argentina era un poco más calmado que Colombia en ese sentido. Por lo demás, no tuve la oportunidad de vivir historias, ferias ni lugares para inmiscuirme de lleno en la cultura. Me ha parecido muy lindo lo que leí sobre las raíces que se vinculan con lo europeo y las culturas de los inmigrantes", detalló.

"Tenía prejuicios de que el argentino era más tranquilo y también que era arrogante. Yo pensaba que hasta que no viniera no podía saberlo pero sí tenía la duda. Al llegar me di cuenta de que no era así. De todos modos, tengo amigos aquí en Paraná que me dicen que en parte eso es cierto en algunas regiones. En lo personal he visto mucha calidad de gente que sonríe, te brinda ayuda, le da curiosidad al ver que uno no es de aquí y que siempre quiere mostrarte comidas, lugares, historias", añadió.

A modo de cierre, remarcó que "me llevo amistades muy buenas, con las cuales el hecho de tener una pandemia formamos mayores lazos. Es necesario para estar fuera de la monotonía a la que nos exigía la cuarentena. Constantemente mantuvimos charlas, salíamos a caminar, cuando se podía. Sí admito que la comida me ha pegado duro. En Colombia las verduras son súper baratas, por lo que es gran parte de mi alimentación. Aquí me pareció muy costoso en comparación y me ha tocado bajarle un poco; debí adaptarme a las pastas de las que no era muy fan pero aquí las preparan de una manera súper sabrosa", recalcó.

Visto 174 veces

Contactar

Contactese con nosotros por cualquiera de estas vías:
  • Teléfono: +54 343 4070354

Conectese con nosotros

Estamos en las Redes Sociales. Siganos y manténgase en contacto.